14M “Saca las aulas”

La idea de sacar las aulas a la calle, concretamente a la Plaza Nueva de Sevilla, no es otra que la de una forma diferente de protesta, como pueda serlo una manifestación o una concentración. La diferencia radica en que en está ocasión también se está aprendiendo.

Lo que se vivió en la tarde del 14 de Marzo de 2012 fue una improvisada escuela con diferentes aulas en las que se impartían variadas clases, y en las que los asistentes tenían su turno de palabra cuál clase “oficial”. Ahora entiendo un poco mejor como podrían haber sido los tiempos de Sócrates en la antigua Grecia, como hablaban y se les escuchaba, sin estar en un recinto cerrado, o teniendo que formalizar una matrícula dónde te has dejado un ojo de la cara.

La plaza donde se encuentra el Ayuntamiento de Sevilla está cortada al tráfico, y sólo circula por alli un tranvía, y algunas bicis. Eso fue un alivio para poder escuchar las clases, pues el único instrumento que tenian los “profesores” era su voz y una pizarra de rotulador. Aún así, a veces era costoso entender el 100%, ya sea por los ruidos ambientales, o por lo bajito de la voz que hablaba.

Desde las 16.00, diferentes clases simultaneas se impartían a lo largo y ancho de la plaza. Yo personalmente asisití a clases sobre qué es la educación hoy día, sobre la importancia de innovar e impresionar usando las herramientas que tenemos a nuestro alcance de cara a un trabajo, sobre el pensamiento de hoy día, también sobre el cambio que la Plaza Nueva ha tenido a lo largo del tiempo (un poco de historia que me encantó escuchar y  que por supuesto, desconocía. Además, estuvo ilustrado con imágenes) y sobre las diferentes ideologias, conceptos más que impresiones del exponente. Todo ello explicado o bien por profesionales del sector, o bien por profesores de universidades de Sevilla (sin ir más lejos, uno de ellos es profesor  mío actualmente en la Universidad)

En resumidas cuentas, una original forma de protesta por una educación pública y de calidad, que no tuvo que lamentar ningún incidente, y todo transcurrió de lo más tranquilo posible. Y lo importante es que se aprendió algo: primero, que haciendo las cosas civilizadamente, todo se consigue. En este caso, que las aulas salgan a la calle, que la gente escuche y (algo seguro) aprenda. También que no siempre hay que lamentar incidentes, e incluso cuando en una de las clases la cosa parecía más tensa (en la explicación de ideologías), se llegó a buen puerto. Como no, siempre tiene que haber tensión en estos aspectos políticos…

El problema: que la gente no se conciencie más con el asunto, y que sigan pensando que la voz de uno no será escuchada. No lo piensan sin motivo, es lo que nos han demostrado y nos siguen demostrando cada día. Pero los grandes buscan eso, que nos callemos. No pretenden una negociación, pretenden que nos cansemos. Por suerte, aun hay gente dispuesta a seguir adelante.

Anuncios

La invención de Hugo (2011)

Que Martin Scorsese era un genio del mundo cinematográfico, ya nos lo había demostrado, pero ahora  ha entrado en un terreno desconocido para él y, de nuevo, nos da una demostración de talento e inteligencia. Un GENIO con mayúsculas, es la conclusión.

Primera película que Scorsese realiza en 3D, y primera película que sabe sacar partido al uso de las tres dimensiones. ¿Para qué hacer un zoom si puedo resaltar la cara del personaje del primer plano hacia el espectador?

Es la primera vez que de verdad he disfrutado un 3D, y la primera película en que si mirabas por encima de las gafas en un plano normal y corriente, sin efectos, no logras distinguir que ocurre en la imagen. En esa situación, el resto de películas que he visto en 3D, se ven un poco mal, pero no varían mucho a como las veríamoss en 2D. Y eso incluye películas como “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton, “Star Wars, la amenaza fantasma”, “El rey león”, “Viaje al centro de la Tierra”, “Mi3Dos” e incluso “Avatar”. Ésta última sería la que más podría competir de tu a tu con Hugo, aunque el propio James Cameron reconoce que es la película de Scorsese y no la suya la que mejor aprovecha las posibilidades del 3D. Y tiene razón.

Con “La invención de Hugo” estamos frente a la mejor película técnica de este año, no sólo porque es verdad, sino porque así lo avalan sus 5 Oscar, todos en el campo técnico: Mejores efectos especiales, efectos sonoros, mejor sonido, fotografía y decorados. También podríamos estar ante la mejor película del año, pero su rival es “The Artist”, y aunque la historia es menos original que en la película de Scorsese, tiene una forma de contarse que la hacen diferente a cualquier película de hoy día… aun así, yo diría que 2011 tiene dos nombres: “La invención de Hugo” y “The Artist”. Y en cuanto al director, después de haber visto Hugo, creo que tanto el gremio de directores, como el Oscar, le faltan injustamente a Scorsese este año. Por lo menos el Globo de Oro sí lo tiene…

Si no fuera ya suficiente el hecho de disfrutar, con todas sus letras, una película con semejante grandiosidad técnica, además la historia es una verdadera maravilla, oda a los orígenes del cine. La adaptación del libro de Brian Selznick se centra en París, años 30, donde un niño huérfano llamado Hugo (Asa Butterfield) vive en una estación de trenes, encargándose en secreto de que los relojes funcionen correctamente. La idea es que no descubran que el tío con el que vivía, encargado de esta faena, ya no está, y evitar así que lo lleven al orfanato. En la estación se encontrará con una niña (Cloë Grace Moretz) con la que pronto se verá envuelto en una gran aventura, que incluirá un robot, un pionero de cine en torno al cuál girará la trama principal (Ben Kingsley) e incluso el guardia de la estación (Sacha Barón Coen)

El ritmo que mantiene la película es perfecto. No es lenta, no va todo demasiado rápido, va cuando tiene que ir, todo ello acompañado de una magnífica partitura de Howard Shore, que si ya nos demostró en “El señor de los Anillos” que su música puede aportar parte de la grandeza de la película, nos da otro ejemplo en “La invención de Hugo” (Sobre todo a partir del segundo 47)

Esta vez, recomendada para absolutamente todo el mundo, y en 3D. Eso sí, si te gusta el buen cine, la historia del cine en sí, o ver una obra maestra, no está recomendada. Es una obligación.

Datos:

Hugo (La invención de Hugo)
Aventura – Drama – Familia  — 126 min.

Ficha técnica:

Director ………………… Martin Scorsese
Guión …………………… John Logan
Montaje ………………… Thelma Schoonmaker
Fotografía ……………… Robert Richardson
Banda Sonora ………… Howard Shore

Ficha artística:

Hugo Cabret ………………… Asa Butterfield.
Isabelle ……………………… Chloë Grace Moretz.
George Méliès ……………… Ben Kingsley
Guardia de la estación …….. Sacha Baron Coen.

Contraband (2012)

“Contraband”, lo nuevo de Mark Walhberg, tuvo ayer, 6 de Marzo, su pre-estreno en España, 10 días antes del estreno oficial y aunque la sala no estaba llena, se puede decir que había ambiente…

La película trata de un contrabandista retirado que se ve obligado a volver al negocio para ayudar a su cuñado, que tras un problema con el contrabando de cocaína, queda en deuda con el jefazo de los contrabandistas.

La acción no falta, como ya nos aventuraba el tráiler, y aunque no es una obra maestra, ni será una de las películas recordadas este año, consigue algo que últimamente se agradece bastante: entretener. En está película no vamos a aprender una lección de vida (aunque quizá cuente más cosas realistas que ficticias, who knows…), pero pasaremos un rato distraídos.

El ritmo ágil  y los cambios de guión ayudan a conseguirlo, y aunque en ocasiones sea algo predecible, algunos momentos de tensión propios de los thrillers no faltan.

Como no podía ser menos, nos encontramos ante un nuevo remake, en esta ocasión de la película de 2008 Reykjavík-Rotterdam de Óskar Jónasson, que Hollywood no podía dejar pasar.

Pero, hay una cosa que no entiendo… ¿Por qué en España se titula “Contraband” y no “Contrabando”? ¿Por qué no le añaden una simple “o”? Algunas películas conservan su título original en nuestro país (sin ir más lejos, ahí tenemos “The Artist” ) pero no es una práctica habitual, que ojalá lo fuera. De hecho, estamos más acostumbrados a que el título varie mucho del original, pero… ¿En serio? ¿Qué tiene “Contraband” que no tenga “Contrabando”?  Será más “chick”…

En fín, película recomendada para aquellos que les apetezca pasar un rato distraído, o aquellos que les guste la mezcla de thriller y acción, pero en especial para los primeros.

Como apunte gracioso, durante la película se escuchan fragmentos de la serie “Sin tetas no hay paraíso” en su versión latinoamericana, cuyo título me parece más divertido. ¿Qué como lo sé? Es lo que tiene ver la película “entera”, por lo tanto, ver los créditos. Al final estaba el apunte: “Sin senos no hay paraíso”.

Datos:

Contraband (Mismo título en España)
Acción – Thriller — 110 min.

Ficha técnica:

Director ………………… Baltasar Kormákur
Guión …………………… Aaron Guzikowski
Montaje ………………… Elisabet Ronaldsdóltir
Fotografía ……………… Barry Ackroyd.
Banda Sonora ………… Clinton Shorter.

Ficha artística:

Chris Farraday ………………. Mark Wahlberg.
Sebastian Abney ……………. Ben Foster.
Kate Farraday ……………….. Kate Beckinsale.
Capitán Camp ……………….. J. K. Simmons.