La invención de Hugo (2011)

Que Martin Scorsese era un genio del mundo cinematográfico, ya nos lo había demostrado, pero ahora  ha entrado en un terreno desconocido para él y, de nuevo, nos da una demostración de talento e inteligencia. Un GENIO con mayúsculas, es la conclusión.

Primera película que Scorsese realiza en 3D, y primera película que sabe sacar partido al uso de las tres dimensiones. ¿Para qué hacer un zoom si puedo resaltar la cara del personaje del primer plano hacia el espectador?

Es la primera vez que de verdad he disfrutado un 3D, y la primera película en que si mirabas por encima de las gafas en un plano normal y corriente, sin efectos, no logras distinguir que ocurre en la imagen. En esa situación, el resto de películas que he visto en 3D, se ven un poco mal, pero no varían mucho a como las veríamoss en 2D. Y eso incluye películas como “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton, “Star Wars, la amenaza fantasma”, “El rey león”, “Viaje al centro de la Tierra”, “Mi3Dos” e incluso “Avatar”. Ésta última sería la que más podría competir de tu a tu con Hugo, aunque el propio James Cameron reconoce que es la película de Scorsese y no la suya la que mejor aprovecha las posibilidades del 3D. Y tiene razón.

Con “La invención de Hugo” estamos frente a la mejor película técnica de este año, no sólo porque es verdad, sino porque así lo avalan sus 5 Oscar, todos en el campo técnico: Mejores efectos especiales, efectos sonoros, mejor sonido, fotografía y decorados. También podríamos estar ante la mejor película del año, pero su rival es “The Artist”, y aunque la historia es menos original que en la película de Scorsese, tiene una forma de contarse que la hacen diferente a cualquier película de hoy día… aun así, yo diría que 2011 tiene dos nombres: “La invención de Hugo” y “The Artist”. Y en cuanto al director, después de haber visto Hugo, creo que tanto el gremio de directores, como el Oscar, le faltan injustamente a Scorsese este año. Por lo menos el Globo de Oro sí lo tiene…

Si no fuera ya suficiente el hecho de disfrutar, con todas sus letras, una película con semejante grandiosidad técnica, además la historia es una verdadera maravilla, oda a los orígenes del cine. La adaptación del libro de Brian Selznick se centra en París, años 30, donde un niño huérfano llamado Hugo (Asa Butterfield) vive en una estación de trenes, encargándose en secreto de que los relojes funcionen correctamente. La idea es que no descubran que el tío con el que vivía, encargado de esta faena, ya no está, y evitar así que lo lleven al orfanato. En la estación se encontrará con una niña (Cloë Grace Moretz) con la que pronto se verá envuelto en una gran aventura, que incluirá un robot, un pionero de cine en torno al cuál girará la trama principal (Ben Kingsley) e incluso el guardia de la estación (Sacha Barón Coen)

El ritmo que mantiene la película es perfecto. No es lenta, no va todo demasiado rápido, va cuando tiene que ir, todo ello acompañado de una magnífica partitura de Howard Shore, que si ya nos demostró en “El señor de los Anillos” que su música puede aportar parte de la grandeza de la película, nos da otro ejemplo en “La invención de Hugo” (Sobre todo a partir del segundo 47)

Esta vez, recomendada para absolutamente todo el mundo, y en 3D. Eso sí, si te gusta el buen cine, la historia del cine en sí, o ver una obra maestra, no está recomendada. Es una obligación.

Datos:

Hugo (La invención de Hugo)
Aventura – Drama – Familia  — 126 min.

Ficha técnica:

Director ………………… Martin Scorsese
Guión …………………… John Logan
Montaje ………………… Thelma Schoonmaker
Fotografía ……………… Robert Richardson
Banda Sonora ………… Howard Shore

Ficha artística:

Hugo Cabret ………………… Asa Butterfield.
Isabelle ……………………… Chloë Grace Moretz.
George Méliès ……………… Ben Kingsley
Guardia de la estación …….. Sacha Baron Coen.